miércoles, 4 de junio de 2014

Detectives: los problemas del espionaje privado

El viernes 6 de junio, el programa "Equipo de investigación" de La Sexta emite un reportaje sobre el trabajo de los detectives, en el que intervengo. Hace años escribí un libro titulado "Espías" (http://www.amazon.es/Esp%C3%ADas-Escuchas-dossiers-montajes-información-ebook/dp/B00FGFF48M/ref=sr_1_17?s=books&ie=UTF8&qid=1401876375&sr=1-17) en el que me sumergía en un mundo tan complicado como ese. Después he seguido informando del tema, que ha cambiado en cuanto a medios, pero no mucho en cuanto a técnicas operativas.
Desconozco el contenido del programa cundo escribo estas líneas, pero quiero dejar aquí mi opinión: los detectives privados son imprescindibles en una sociedad democrática.  Los medios públicos no cubren, ni pueden cubrir, todas las necesidades de los ciudadanos. El espionaje industrial, la deslealtad de los empleados, los temas familiares (parejas, hijos), los asuntos económicos...
Hay muchos detectives buenos, pero también los hay malos, como en toda profesión. Los primeros son íntegros, honestos y llegan hasta donde pueden. Bordean la ley, pero no se la saltan. Los más imaginativos consiguen la información que buscan sus clientes, aplicando técnicas como la infiltración o la instalación de cámaras de grabación.
Otros se saltan la ley, sin duda. El sistema va contra ellos y los Cuerpos de Seguridad del Estado se sienten molestos con algunos de sus trabajos. Si les dejaran acceder, con todas las garantías judiciales, a cuentas bancarias, llamadas telefónicas o declaraciones de la renta, todo sería más eficiente. Pero la Policía no se fía.
Es verdad que hay algunos piratas en ese mundo. Yo hablé hace tiempo con un detective de Madrid que presumía abiertamente -grabé sus palabras con su conocimiento- de comprar a colaboradores para que le facilitaran movimientos de cuentas bancarias o papeles de Hacienda. Gente como él desacredita a la profesión.
Lo que es cierto es que mientras las leyes no se lo permitan, los detectives tendrán que hacer filigranas para conseguir la información imprescindible para solucionar sus casos. Están abocados a ello. En otros países como Estados Unidos se confía en los investigadores privados y les va muy bien. ¿Por qué no en España?


3 comentarios :

  1. Excelente descripción de la profesión, estimado Fernando. Soy detective privado desde hace años, y coincido plenamente en tu punto de vista, los detectives privados aportamos un campo de trabajo necesario para la defensa de los intereses legítimos de los ciudadanos y en mi modesta opinión una regulación adecuada de nuestra profesión supondría una gran ayuda para el sistema judicial. No obstante, sea por los motivos que sea, no es así. Das en el clavo cuando afirmas que un mayor acceso a información reservada por supuesto con todas las garantias legales supondría un paso adelante para la profesión y para la seguridad jurídica en general, pero esto está lejos de ser así. Por este motivo, yo siempre omito la palabra "investigador" al referirme a nuestra profesión: una investigación adecuada y en condiciones precisa del acceso a unas informaciones y datos que nos están totalmente vetadas, por lo que prácticamente debemos limitarnos a dar testimonio sobre aquello que podemos ver y constatar en directo, o sea, bajas médicas, infidelidades, y algún que otro asunto puntual de similares características.

    ResponderEliminar
  2. Hola Fernando, ¿sabes si suele ser habitual el reclutamiento de detectives privados por parte del CNI? Los compañeros de profesión (detectives), interesados en el tema, te lo agradeceríamos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Fernando.
    En primer lugar, le felicito por su trabajo y el excelente post. Soy estudiante de criminología en la UMA y el próximo año empezaré el Título de Detective Privado a la vez que termino mi carrera (no hay ni un segundo que perder)

    Me parece fascinante la labor que hacen los detectives privados. Encuentran a personas desaparecidas, resuelven casos, descubren fraudes que seguramente la Policía ignora, velan por nuestra seguridad...

    Voy a ser específica con mi opinión. Tras ver el capítulo me afianzo una vez más el daño que hace este tipo de programas de una cadena tan populista como es La Sexta, a la profesión privada.
    Hace unos meses vi el mismo programa pero con "Conexión Samanta" el enfoque es totalmente distinto. Totalmente.

    Equipo de Investigación para nosotros, criminólogos, me ha mostrado la dificultad para acceder a todo tipo datos necesarios para el caso. Llegar hasta el punto de pagar por datos, sí, es un delito, pero ¿Y si no lo fuera? ¿Y si cambiasen la ley (como bien llevan haciendo cada partido político, a su vez más corrupto, con el Código Penal)? ¿Podrían ahorrarse estos disgustos si se hiciese una reforma legal en la que se incluya a los detectives privados profesionales e identificados que les concediese el acceso a estas bases de datos?

    Me gustaría saber sus argumentos a favor y en contra de un posible acceso de los investigadores privados a los datos de millones de españoles.

    Con respecto a lo que ha mencionado sobre EEUU, Spain is different, my friend...(unfortunately)

    Por último, ¿sería posible una colaboración entre los detectives privados y las fuerzas policiales sin ningún tipo de trabas por estos últimos? (Esto suena bastante americano, pero, ¿podría funcionar?)

    Mil gracias por su atención.

    ResponderEliminar